Cocido madrileño:

Ideal para tomar en los fríos meses de invierno. Es un plato muy consistente, ya que consta de 3 partes: sopa, garbanzos y carne, por lo que normalmente se erige como plato único en los almuerzos.

Callos a la madrileña:

Elaborados con los desechos de la matanza. Se viene comiendo este plato desde el año 1560. Cuando no se podía comer carne (como en época de cuaresma o escasez), ésta se sustituía por bacalao.

Caracoles a la madrileña:

Tercer plato madrileño por excelencia. Un plato curioso y que para los que no lo conozcan puede suponer un rechazo inicial. Su sabor suele sorprender.

 

 

Bocadillo de calamares

Uno de los grandes platos típicos de Madrid que no puede faltar dentro de nuestra lista. Los bocadillos de calamares podemos decir que son parte de un plato extraño tratándose del interior de España, pero de lo que sí estamos seguros es que el plato está buenísimo y no puedes irte de Madrid sin antes probarlo.

Huevos estrellados

Tal vez te preguntes ¿huevos estrellados? Y pienses, pero si huevos estrellados los puedo comer todos los días en mi hogar. Espera! Los huevos estrellados de Madrid conforman la cocina típica madrileña y son unos auténticos huevos fritos sobre una deliciosa cama de patatas fritas acompañadas de jamón, chorizo o chistorra. Puedes degustar este sabroso plato en cualquier terraza de Madrid.

Gallinejas

Las gallinejas son uno de los platos de casquería más típicos y castizos de la capital madrileña. De la preparación de las gallinejas resultan otros productos como los entresijos, los chicharrones, canutos, mollejas, zarajos o chorrillos, servidos en la misma fuente e incluso en bocadillos, como el típico madrileño de entresijos de cordero

 

Churros con chocolate

Las gallinejas son uno de los platos de casquería más típicos y castizos de la capital madrileña. De la preparación de las gallinejas resultan otros productos como los entresijos, los chicharrones, canutos, mollejas, zarajos o chorrillos, servidos en la misma fuente e incluso en bocadillos, como el típico madrileño de entresijos de cordero

Rosquillas de San Isidro

Muy típicas de la fiesta de San Isidro. Se diferencian entre rosquillas listas, llevan una capa por encima de azúcar fondant, y las rosquillas tontas que van solas.

Torrijas

De origen humilde, la torrija es un postre con gran tradición española. Ya en el siglo XIV, se consumía como un modo de aprovechar el pan que se empezaba a poner duro. En Semana Santa era casi como un ritual, ya que nutría el cuerpo casi como un trozo de carne. Hoy en día, su consumo más distintivo es en festividades como la Cuaresma y Semana Santa.